"ENJAULAR AL VIENTO”

 

obra de danza-teatro que habla de lo que no se puede encarcelar, de todo lo que nace libre o lucha por serlo.

Nos coloca ante un valor universal y trascendental, desvelo tanto de filósofos como de hombres comunes. Nos obliga a resignificar una virtud a veces bastardeada y pararnos frente a la ironía que implica su real ausencia en esa cotidianeidad de la que es parte.  

 “Enjaular al Viento” nos habla de la LIBERTAD. Algo tan sencillo y tan complicado al mismo tiempo. Libertad que pareciera ser un deseoso vuelo sin ataduras pero que a su vez conlleva responsabilidades y consecuencias difíciles de sostener.

Pretender aprehender lo inasible, sea el vuelo de la poesía o el color del viento, genera un universo de contradicciones, desafíos y consciencias entre las cuales el espectador debe optar.

Porque quien elige la libertad, elige un desafío.

 

Cada uno de los actos tiene una puesta en escena apoyada en la iluminación y en el sistema de proyección llamado MAPPING. A lo largo de la obra se podrá ver una simbiosis perfecta entre color, danza, teatro, luces, poesía y por supuesto música

No dejes de mirarme

Obra de danza flamenco y teatro.

 

Belleza y fragilidad; fuerza y complejidad del mundo femenino desde el universo flamenco. Mujeres en búsqueda de amor, de belleza, de ellas mismas.

4 bailaoras en escena, proyecciones, puesta escena y música original de distintos palos como bulerías, tangos, alegrías, colombiana, tientos y solea por bulerias.

 

NO DEJES DE MIRARME

Una sirena atraviesa el espacio escénico, ensimismada, secreta, flamenca...

Su presencia es la metáfora de un mundo íntimo, mutante, incompleto, existente?

Ellas son las sirenas, seres mestizos, mitad animal, mitad humanas, habitadas por sus pasiones.

Como mestizo es el lenguaje que susurran, el canto hipnótico que transporta a los iniciados por el intenso y  bello inframundo del flamenco, de la danza, de lo teatral.

Lo líquido contiene el tiempo. Aparece y fluye. Desaparece pero nunca del todo.

Los palos flamencos se suceden, las melodías, los objetos extraños al flamenco...

La danza se instala, las sensaciones y emociones.

No dejes de mirarme, para no perder la forma, para no dejar de ser.

 

Dirigida por la bailaora, coreógrafa y directora

Fabiana Pouso.

Fabiana Pouso
Veronica Gallo
Alejandra Zapata
Maria Pia Buyayisky